Tratamiento de las Casas de Madera

1L / 5L / 25L
Desde 8,95
750ml / 4L / 20L
Desde 14,96
750ml / 4L / 20L
750ml / 4L / 20L
750ml / 4L / 20L
Desde 15,55
750ml / 4L / 20L
750ml / 4L / 20L
Desde 13,95

El auge por las casas de madera, casetas, cobertizos,… aumenta cada año en nuestro país debido fundamentalmente a su facilidad de construcción o colocación, economía, estética, comodidad y relativamente fácil mantenimiento.

Es un material muy versátil, resistente y duradero que le conferirá a nuestra casa unas cualidades únicas.

La madera es material vivo cuya extraordinaria belleza y resistencia se ven afectadas por el paso del tiempo y el efecto de los agentes externos del mismo modo que le ocurre a nuestra propia piel.

La madera exterior debe ser protegida y mantenida en buen estado durante todo el año.

Para conseguirlo, os ofrecemos algunos consejos para el tratamiento de la madera exterior:

Preparación de la madera

Antes de proceder a la aplicación de cualquier tratamiento protector, deberemos preparar la superficie, limpiándola completamente de polvo e impurezas. En el caso de que previamente se haya aplicado a nuestra madera alguna capa de barniz o pintura que haya formado una lámina sobre ella es conveniente retirar mediante decapado o lijado todos los restos de la misma para evitar el descascarillado. Una vez tengamos la superficie de la madera de nuestra casa o similar totalmente limpia y seca procederemos a aplicar el tratamiento protector.

Tratamiento protector

Existen diversos tipos de tratamiento protector para madera, pero si existe uno que los supere a todos, ese es el Lasur al Agua, por lo que será el tratamiento que escojamos si queremos que nuestra casa permanezca como el primer día durante mucho tiempo.

Si sobre la madera de nuestra casa todavía no se ha aplicado ningún tratamiento, o hemos procedido a su lijado en profundidad, lo ideal será aplicar primeramente una capa de lasur fondo o imprimación.

Esta capa incolora, dará uniformidad a la madera eliminado los pequeños defectos de la superficie de la misma y nos dará una uniformidad que mejorará la calidad del resultado final. Una vez seca la capa de fondo o imprimación (El secado es rápido, se puede repintar a las 2 horas) procederemos a la aplicación de un lasur al agua. El Lasur penetra profundamente en la madera, tratamiento a poro abierto, no forma capa por lo que permite que esta respire y se mantenga siempre un correcto equilibrio entre la humedad interna de la madera y el medio ambiente que la rodea, evitando que se agriete o combe.

Elegiremos siempre un lasur con filtros UV y que contenga materias activas biocidas, así tendremos nuestra casa protegida de la lluvia sol y del ataque de hongos, mohos e insectos xilófagos durante mucho más tiempo. El empleo de un lasur de calidad la conferirá a nuestra casa un excelente acabado final resaltando el veteado de la madera.

Mantenimiento

Con el paso de los años la casa necesitará de alguna mano de refuerzo en las zonas donde esté más castigada por las condiciones climáticas. En este caso, no hará falta lijar, bastará con limpiar y eliminar el polvo y las impurezas de las superficies a tratar. A continuación aplicar nuevamente el LASUR AL AGUA elegido.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *