Cómo conservar la madera – Tratamientos protectores de madera

Por qué es importante proteger la madera

La madera a diferencia de otros materiales, es de origen natural por lo que debido a las condiciones en las que se encuentre puede sufrir alguna reacción diferente en cada momento. Es por ello que un mueble de madera que se encuentre en el exterior, con el tiempo podría perder color debido a la exposición al sol, humedad y lluvia. Por otra parte un mueble que se encuentre en un interior pero si igualmente incide el sol fuertemente, podrá notarse el desgaste en la notalidad.

También cabe destacar que los muebles son sensibles a rozaduras y golpes cada día. Utilizar protectores de madera no es importante simplemente por una apariencia estética, sino que al final acaba formando parte de la vida útil del mueble.

Además, toda madera es susceptible a contraer ataques de insectos que se alimentan de ella y la destruyen como la carcoma o termitas. Por lo tanto es recomendable revisar la superficie de la madera por si fuera conveniente aplicar tratamientos adicionales.

Qué tratamientos protectores de madera existen

Aceites

Es una de las formas más habituales de nutrir y proteger la madera. Se trata de una mezcla de aceites, casi siempre de teca con resinas, que se utilizan para nutrir y realzar el aspecto de esta. Además, también sirven para aportar brillo, mejorar el tacto y uniformiza el color de la madera.

Barnices

Los barnices para madera, ya sean sintéticos o al agua, son ideales para proteger la madera, ya que genera sobre las fibras una película que cierra los poros y evita que penetre en ellas cualquier tipo de mancha, polvo o humedad.

Protectores de poro abierto

A diferencia de los barnices, los tratamientos de poro abierto (Lasures) transpiran y tratan sin cerrar el poro de la madera, lo que se traduce en una protección extra frente al efecto de una exposición al sol. Este tipo de protectores para madera evitan los cambios de tono de los muebles e impiden la aparición de hongos y moho.

Esmaltes

Los esmaltes para madera tienen una finalidad estética, pues su principal función es la de mejorar el aspecto de este material. Aún así, en la actualidad este tipo de productos han evolucionado mucho y ahora ofrecen también propiedades para mejorar la resistencia y durabilidad de la madera. Dentro de esta tipología se puede diferenciar entre esmaltes al agua y esmaltes sintéticos.

Este sitio utiliza cookies para mejorar su experiencia de navegación. Al navegar por este sitio web, acepta nuestro uso de cookies.